Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Hipoglicemia

La hipoglicemia tiene lugar cuando el nivel de azúcar en sangre baja demasiado.

El cuerpo responde a un nivel bajo de azúcar en sangre con ciertos síntomas que son distintos en cada persona. Algunos de estos síntomas son:

  • Debilidad o cansancio.
  • Palidez.
  • Sensación de fatiga.
  • Sudoración.
  • Irritabilidad o confusión.

Un nivel bajo de azúcar en sangre puede ocurrir cuando se retrasa o se salta una comida, después de una actividad física intensa, o a causa de la administración de una dosis de insulina mayor a la indicada por el especialista.

Un nivel bajo de azúcar en sangre puede estar provocado por:

  • No seguir su plan de comidas.
  • Ejercicio intenso o realización de ejercicio por tiempos prolongados sin ingerir las meriendas indicadas.
  • Medicación inadecuada, cambio de horario en las horas de tomas de la misma ya sea via oral o de la inyección de la insulina.
  • Estrés.
  • Ingesta de alcohol, especialmente sin haber ingerido alimentos previamente.

Controlar la glicemia con regularidad le ayuda a evitar la hipoglicemia. Es importante que compruebe a menudo su nivel de azúcar en sangre. Si no recibe el tratamiento adecuado, la hipoglicemia puede tener consecuencias graves, como convulsiones o pérdidas de conciencia. Pregunte al equipo de salud que le atiende cómo actuar para tratar una hipoglicemia moderada.

Cuando la hipoglicemia es severa y cause convulsiones o perdida de la conciencia necesitará ayuda de otras personas. En ese punto, el paciente requerira de inmediato una inyección de glucagón. El glucagón debe ser recetado por un profesional médico que debe enseñar a la persona con diabetes y a su familia o cuidadores cómo preparar y administrar una inyección de glucagón.

Compartir

Archivado como: